Archivos Mensuales: septiembre 2012

Superarse

“A la cima no se llega superando a los demás, sino superándose a sí mismo”

Vivimos en una sociedad muy competitiva y muy comparativa. Nos pasamos el día comparándonos con los demás, deseando lo que otros tienen, intentando ser mejores, compitiendo por los mejores puestos, intentando subir más arriba, ganar puestos, etc.

Imagen

Sin embargo la clave del éxito no radica en superar o vencer a los demás, sino en superarse a uno mismo. La mayor batalla se libra en el interior de cada uno, y es, únicamente  cuando somos capaces de conocernos, amarnos y aceptarnos tal y como somos, que podemos superar nuestros propios obstáculos.

Los muros más altos los construimos nosotros mismos en nuestra mente, y la buena noticia es que también está en nosotros el poder para derribarlos y superarnos. Cuando aceptamos nuestra propia responsabilidad y dejamos de culpar a los demás por nuestra situación, es cuando damos con la clave del éxito.

“La batalla más grande se combate en nuestro interior, y es ahí donde se consiguen las mayores victorias”

Alberto Rodrigo

Esas pequeñas cosas

“Disfruta de esas pequeñas cosas de la vida, un día te darás cuenta de que eran las más grandes” 

Nos hemos complicado mucho. Vivimos con demasiados objetos, realizamos demasiadas tareas que se se nos hacen imprescindibles. Hemos llenado nuestras casas de cosas, nuestras agendas de actividades… planeamos el futuro, deseamos tener más, alcanzar esto o aquello, y mientras se nos pasa la vida, sin disfrutar de cada instante y de cada cosa importante.

Es una cuestión de perspectiva, e incluso de valores. Solamente cuando estamos, ante un acontecimiento dramático, e inesperado, como puede ser la perdida de un ser querido o vivir una enfermedad grave, nos damos cuenta de lo valioso que es cada instante, y lo importante que es saber valorar cada “pequeña” cosa.

… un paseo por la playa, una taza de café, una conversación con un amigo, llamar a los papás por teléfono, un baño caliente, leer un buen libro, amar, cocinar sin prisas, una copa de un buen vino, mirar a alguien a los ojos, escuchar, sonreír a la cajera del supermercado y desearle un buen día… hay infinidad de cosas que componen esto a lo que llamamos vida.

“No perdamos el momento lamentándonos de aquello que no tenemos, Aprendamos a valorar cada segundo de vida, y busquemos la oportunidad de ser felices en aquellas PEQUEÑAS cosas”

Alberto Rodrigo