La “Nueva Normalidad”

max-rive-1

Casi no puedo creerme la vida que se nos está quedando, mejor dicho, el tipo de vida, la forma, el estilo… Porque la VIDA en sí es VIDA y punto, no depende del formato ni del contexto, si así fuera no sería realmente VIDA. Lo mismo ocurre con tantas otras cosas como el amor.

Esta madrugada mi mente me ha vuelto a jugar una mala pasada, nunca mejor dicho, porque ¡qué mal se pasa cuando uno se tortura a sí mismo y se queda atrapado en el miedo, la desconfianza, la ausencia de amor!

Corremos hacia la vida, vamos como locos por sostener, mantener y prolongar lo que creemos que es vida, aquello que nos han enseñado, instruido y hasta adoctrinado. Pero si logramos parar y poner todo nuestro foco en el AMOR, entenderemos lo que significa realmente vivir. No es fácil, pero es sencillo.

Y ahora diseñamos una “nueva normalidad”. Necesitamos ponerle nombre, justificar y explicar con palabras todo esto que nos está sucediendo. Nos engañamos a nosotros mismos pensando que nuestro mayor enemigo es un virus con nombre de corona y un número asignado.

Sin embargo… ¿cuántas cosas de nuestra tan anhelada y ya distante “normalidad” estaban gravemente infectadas? Virus como por ejemplo el ego, el materialismo, la injusticia, la hipocresía, el orgullo, la falta de amor, la falta de perdón, la falta de paz, la falta de fe… Demasiadas –faltas de-. Nos habíamos inmunizado con la vacuna de un mal denominado “bienestar”, olvidándonos de que somos COMUNIDAD, que tu necesidad es mi necesidad, tu dolor es mi dolor.

Un corazón, un alma y un espíritu en armonía será lo único que nos conecte con el AMOR. Una comunidad diversa, no uniformada, con múltiples formas donde haya un lugar digno para todos, donde nunca lo material esté en un primer plano.

Y ahora que nuestro mundo se rompió, y ahora que el sufrimiento sigue en pie, y ahora que nuestra fe está por medir, y ahora que nos unimos sin tocar. Ahora es el momento de entender, no tanto cómo será la “nueva normalidad”, sino cuál es nuestra VERDAD, esa que nos libera y que forma junto con el camino y la vida, la verdadera definición del indescriptible e incondicional AMOR. Esta será la mejor medicina, y la fe que tengo me convence de que así será.

Aunque, ¿quién soy yo para decirte qué sentir?, ¿quién soy yo para guiarte en lo que hacer?, ¿quién soy yo para explicarte este dolor. ¿Quién soy yo para intentarte animar?, ¿quién soy yo para buscar la solución? ¿Quién soy yo, si ni siquiera sé quién soy?

© Alberto Rodrigo. Abril 2020

En mi prisión interior

7-15-2-10-11-53-37m

Ya me había hablado de ello un sabio anciano hace mucho, mucho tiempo. Me contó que hay momentos en la vida, no demasiados, en los que de repente todo se empieza a encoger, los espacios exteriores, es como si te metieran en una máquina de hacer el vacío, y te quedas inmóvil, bloqueado, te falta el aire, te constriñes… de hecho es así como te sientes, vacío. Es parecido a la postura fetal, sólo que en esta ocasión parece no existir esa conexión con otro ser como es la madre, no hay cordón umbilical y tampoco existe la placenta en la que descansar y flotar aunque sea encogido.

Dijo el sabio que cuando llegara ese momento entendería perfectamente de lo que me estaba hablando y me advirtió que podría sobrecogerme una enorme claustrofobia emocional y espiritual. Mirándome fijamente a los ojos, insistió con la palabra “paz”, repitiéndola de manera pausada y distanciada como un mantra que al sonar generaba precisamente esa sensación de verdadera y genuina paz.

Estarás contigo, y no es fácil amigo, y por favor, no vuelvas a llamarme sabio, llámame amigo o hermano. Te darás cuenta de que no existe el tiempo, la edad ni el espacio, de hecho la vida se ha visto obligada a confinarte de esta manera para que entiendas esta liberadora idea.

Hubo un gran silencio y una mirada serena, profunda entre ambos y tras una cálida sonrisa me dio un abrazo, de esos que no se despachan ni incomodan, de los que no guardan distancias, en los que los cuerpos se funden y el alma se hace una. No sé cuánto tiempo estuvimos así abrazados, pero más de cinco minutos seguro. Al ser nuestra alma una, me pareció darme cuenta de que aquello que algún día me ocurriría y que ahora no era capaz de entender, iba a producir un encuentro conmigo mismo, con mi verdad, tan doloroso, que necesitaría ese abrazo para mi cura en el hospital del alma.

Mi amigo y hermano me explicó que en ese lugar y estado tan incómodo daría lo que fuera por salir, no corriendo, sino volando, salir para buscar a los otros para tocarles, sentirles, besarles y abrazarles. La idea en sí de no poder salir de mí y la frustración y rabia que sentiría me podían hacer creer que me estaría volviendo loco y que no me quedaba más que dejarme morir y ahogar por mí mismo. Pero que eso ni siquiera sería posible…

Me dijo, no te extrañes si pasas dos tres cuatro o hasta cinco semanas hasta que recuerdes esto que te estoy contando. Entonces, y espero que así sea, despiertes, eleves tu mente, tu espíritu y veas lo importante, maravilloso, magnificente y bello de ese indeseado estado de habitarte, observarte, encontrarte, reconocerte, abrazarte, descubrir tu verdad y sobre todo hermano, de amarte. Será complicado cambiar el paradigma en las entrañas de tu alma, pasarás de buscar el amor y la aprobación en los demás afuera, como un yonqui emocional, a encontrar el amor en ti.

Y será en ese preciso momento en el que veras por fin un finísimo hilo de luz celeste que sale de tu cuerpo hacia fuera, y como ocurrió cuando estabas en el vientre materno, te sentirás, ya no atrapado, sino cuidado, amado, seguro, flotando. Empezaras a notar como esa tensión y estrechez física se van soltando, te irás liberando de ti mismo para ser verdaderamente tú. ¡Qué desafiante contradicción! El sabio, perdón, el amigo y hermano, entonces hizo una pausa para dejar que mi ser asimilara, absorbiera y comprendiera todo esto que me acababa de decir. Me pareció como si estuviera haciendo alguna especie de oración, porque aunque no lo comprendí, sentí algo a nivel espiritual y en mi subconsciente. Ahora sé que la enseñanza se había guardado en el disco duro de mi alma para poder recurrir a ella cuando llegara el momento.

Y en medio de mi vida, después de haberme reinventado en varias ocasiones, de haber atravesado situaciones que yo creía extremas, duras y dolorosas. Después de sentirme resucitado en más de una ocasión. Después de volver a crear, de volver a creer, de escribir libros, componer canciones, de ir de acá para allá en una, posiblemente huida de mí mismo, después de emborracharme de la vida, de viajar, experimentar, hacer el amor entre comillas…

Llega el silencio de Bruno, papá se va y empiezo a sentir el vacío, un vacío consistente e inconsistente, de esos que penetran y te hacen cuestionarlo todo. Aún así parece no ser suficiente para llegar a mi prisión interior, tiro de mis recursos, de mi fe, y atravieso con éxito el duelo, un duelo que no era más que la antesala de mi prisión interior.

Pero hoy por fin, durmiendo y entre sueños me desperté y recordé aquel archivo en mi disco duro del alma y me envuelve una aplastante sensación de paz que me ayuda a encontrar ese archivo, esa enseñanza. Comienzo a despegarme del molde, a renacer, quizás es algo más parecido a una metamorfosis. Veo ese hilo de luz intensa celestial y divina que me recuerda que no estoy solo, que estoy conmigo y que Tú, como siempre lo has hecho, Tú estarás conmigo. Ahora ya sé porque yo llamaba sabio a mi amigo.

© Alberto Rodrigo 24 abril 2020

Retiro de Invierno Orlanders 2020: “El Arte de Cuidarse en Comunidad”.

WhatsApp Image 2020-03-04 at 10.00.04

Tengo la convicción de que hemos sido diseñados para compartir y conectar con otras personas, con la naturaleza, y con todo aquello que no somos capaces de definir muy bien: sea el amor, las emociones, la energía… todo lo que nos rodea física y espiritualmente. Lo que ocurre es que a veces nuestras experiencias pasadas, el miedo al rechazo, al abandono, a ser decepcionados, a no “estar a la altura”, y otros obstáculos más, nos bloquean y hacen que nos aislemos cerrándonos al amor y a la común unión.

Recientemente he tenido el placer de asistir y experimentar un Retiro para la Comunidad LGTBI+ organizado por Fabri Orlandi en el que hemos dedicado tres maravillosos días para hacer una parada, compartir, sentir, experimentar, cuidarnos, hacer ejercicio, aprender, jugar, promover la vida saludable, y sobre todo, experimentar un sentido de comunidad fuera de etiquetas, juicios, comparaciones o rivalidades.

Se podría pensar que un retiro de fitness y en un colectivo tan concreto como es el LGTBI+, sería algo muy frívolo, lleno de postureo, elitista y que se centraría en el culto al cuerpo. Nada más lejos de la realidad, si ha habido algún tipo de culto o, mejor dicho énfasis, éste ha sido hacia la salud integral de la persona, nutriendo no solamente lo que tiene que ver con lo físico, sino también con nuestro “hogar interior”, las necesidades más profundas y relevantes del corazón y del alma.

No es fácil lograr lo que Fabri y su equipo han creado a través de este retiro (él diría que no lo ha logrado él, sino todos los participantes), pero lo cierto es que él ha tenido la visión y el sueño de hacerlo posible, implementado un elemento esencial: la pasión, y eso se nota. Desde el minuto cero te queda muy claro que por encima del evento, cuya organización es excepcional, están las personas. Por lo que se consigue un espacio AMABLE inclusivo en el que cada persona, independientemente de su perfil, edad, cultura, gustos, estilo, etc… son parte de un maravilloso cuadro, de una obra de arte, que como si de un puzzle se tratara, se va formando de manera orgánica a lo largo del retiro.

Y aunque yo use la imagen del puzzle para ilustrar esta idea, donde varias piezas son necesarias para completarlo, sin embargo el foco no está en “encajar”, ya que la diversidad y riqueza de cada ser humano trasciende a los moldes, las etiquetas, los formatos y las estructuras, algo maravillosamente libre, creativo y sin límites.

En este retiro no hace falta ser más que ser uno mismo, y a partir de ahí, tomar responsabilidad para cuidarse y dejarse cuidar y querer. Gracias Fabri Orlandi por facilitar un espacio así.

Alberto Rodrigo

Programa 13, T1 Más Vida: Musicoterapia. Entrevista a Javier Alcántara.

Post Menu de Vida (8)

¿Te gusta la banda sonora de tu vida? ¿Eres capaz de reconocerla? ¿Qué papel juega la música en tu día a día? La música no es sólo arte, expresión, emoción, también es un instrumento terapéutico, un canal para conectar con las emociones y poder usarlo a nuestro favor.

Seguramente que todos tenemos nuestra propia playlist de canciones que cuando las escuchamos nos trasladan a lugares y sentimientos ya vividos, y que al recordarlos nos sirven para sentirnos bien, cambiar un estado de ánimo o poder interpretar nuestra realidad desde otro foco, es decir, ver, sentir y transitar el momento presente con otra perspectiva.

Pero, ¿puede realmente la música transformar la vida? La música tiene poder porque es un recurso que podemos utilizar para cambiar nuestras emociones y también para facilitar nuestro aprendizaje e incluso sanar heridas emocionales. Todo ello repercute en nuestro bienestar personal y una mejora en la salud.

Está científicamente demostrado que al escuchar una canción o melodía, se activan algunas áreas de nuestro cerebro, se produce una estimulación cerebral.

La música no solo amansa a las fieras, también nos conecta, con nosotros mismos, con el amor universal y con otras personas. Esto se ve de manera muy significativa cuando asistimos a un concierto en el que hay miles de personas. Quizás vayamos acompañados de amigos y amigas y sintamos algo especial entre nosotros. Pero también se genera una energía que de alguna manera nos conecta a todos, nos hace sentir un corazón, un alma u espíritu. Sintonizamos en el mismo canal y salimos del concierto sintiendo algo especial y único.

Javier Alcántara, es guitarrista, compositor y su pasión por la música y por las personas le ha llevado a combinar su faceta artística como músico profesional de jazz y su labor con la musicoterapia, trabajando en hospitales y otros ámbitos.

Y que mejor manera de despedir esta primera temporada de Más Vida que con música, esa música que nos acompaña en el camino de la vida. Hacemos una parada para escuchar y escucharnos, pero volveremos con Más Vida, porque al fin y al cabo eso es lo que queremos transmitir.

¡Hasta pronto!

Alberto Rodrigo

Programa 12, T1 Más Vida: Teatro social. Entrevista a Enrique Torres.

Post Menu de Vida (7)

¿Qué es el teatro social? El teatro aparte de ser una expresión artística también puede llegar a ser una herramienta muy efectiva para el desarrollo personal de los niños y adolescentes, así como para facilitar la inclusión de emigrantes y otros sectores vulnerables o sensibles de la sociedad en la que vivimos.

Porque el teatro tiene el potencial de transformar las vidas. Cuando nos permitimos representar y adoptar personajes en los cuáles nos vemos reflejados o personajes que aunque disten de nuestra realidad personal, nos ayudan a sacar a la luz facetas, sentimientos, emociones y capacidades personales que no mostraríamos en nuestra vida cotidiana.

De alguna manera, el teatro no sólo es enriquecedor, sino que llega a ser terapéutico, sanador, y en definitiva un canal para ser quiénes realmente queremos ser o llegar a ser. Una manera de vencer obstáculos personales, miedos, y otras barreras mentales y emocionales que se han ido construyendo a lo largo de nuestra vida.

El teatro es un juego y visto desde esta perspectiva, nos permite además disfrutar, experimentar, observar, descubrir, y en definitiva vivir y ver la vida desde distintos ángulos, algo que resulta muy enriquecedor.

El arte

El arte propicia no sólo la creación sino que tiene un valor pedagógico y de ayuda al desarrollo personal, la representación de conflictos internos y de la vida misma. El teatro es el arte de la reunión o de la asamblea, es colectivo. Una experiencia en la que podemos compartir y observar diferentes caminos posibles. Sin duda es una herramienta de ayuda para empoderar a las personas.

Entrevistamos a Enrique Torres, pedagogo y dramaturgo, que nos recibe en el Nuevo Teatro Fronterizo de Madrid para hablarnos acerca de la Creación teatral y la aplicación del teatro, con finalidades formativas siempre de manera experiencial en números proyectos culturales, sociales y educativos.

Alberto Rodrigo

Programa 11, T1 Más Vida: Comunicación no verbal. Entrevista a Susana Fuster.

Post Menu de Vida (6)

¿Qué expresamos más allá de nuestras palabras o de nuestros silencios? La buena comunicación va trasciende al lenguaje digital, es decir a las palabras que emitimos. Por ello debemos prestar atención a la calidad de la voz: Intensidad, tono, cadencia, volumen, velocidad, ritmo, timbre, etc. Y también al lenguaje corporal: Respiración, movimientos oculares, coloración de la piel, postura, movimientos, etc…

Además hay que tener en cuenta que el silencio o los silencios no son una ausencia de comunicación, en realidad éstos nos hablan de alguna manera y lo hacen precisamente a través del lenguaje no verbal. A veces no es tan sencillo comunicar un mensaje junto con las emociones asociadas a ese mensaje, por lo que es clave estar atentos a los gestos que lo acompañan y mantener un contacto visual que nos permita ver más allá de las palabras.

Es imposible no comunicar, nuestro cuerpo se encarga de revelar la verdad, lo que está ocurriendo. Incluso cuando tratamos de ocultar algo o de mentir, nuestros gestos revelan la información.

Muchos padres y madres se sienten frustrados a la hora de comunicarse con sus hijos especialmente en la etapa de la adolescencia, parece que dejan de comunicarse, de contar lo que les pasa, se muestran más distantes o introvertidos. Sin embargo si somos capaces de desarrollar esta comunicación no verbal, llegaremos a entenderlos.

Para ello hablamos con Susana Fuster, coach, periodista, experta en inteligencia emocional y máster en comportamiento no verbal y detección de la mentira y autora del libro “Hijos que callan, gestos que hablan”, en el que desarrolla las claves para entender el lenguaje no verbal de los adolescentes y la comunicación con ellos, claves también aplicables en otros sistemas de relación.

“La manera en la que nos comunicamos con los demás y con nosotros mismos determina la calidad de nuestra vida” T. Robbins

Alberto Rodrigo

Programa 10, T1 Más Vida: Empresas sin armarios. Entrevista a Lourdes Cubero.

Post Menu de Vida (5)

Los armarios son para guardar objetos, utensilios, herramientas, documentos, etc., pero nunca para las personas. Sin embargo, vivimos en una sociedad heteronormativa que implica que las personas no heterosexuales aún tengan que “salir del armario” para poder ser ellxs mismxs, en diferentes contextos. Las empresas es uno de estos escenarios en los que se está trabajando para que la diversidad del colectivo LGTB no sea un estigma sino un valor añadido.

A menudo se dice que hay que separar lo personal de lo profesional, y esto es algo válido hasta cierto punto. Pero por otro lado hay que tener en cuenta que pasamos al menos ocho horas diarias en nuestro entorno laboral y que por encima de ser profesionales, operarios, trabajadores, etc., somos personas, seres humanos y no podemos disociarnos de esa parte si queremos tener una vida personal y laboral saludable. No se trata de contar nuestra intimidad a todo el mundo, pero sí de no tener que hacer malabarismos para ocultar una parte tan natural e importante como es nuestra orientación sexual, por miedo a ser rechazados o incluso despedidos.

Afortunadamente ya hay un importante número de empresas, compañías y organizaciones que cuentan con programas de diversidad y ven los beneficios que estos programas aportan atrayendo más talento.

Muchas empresas están siendo responsables con la diversidad, conscientes de que un compromiso activo en este aspecto revierte en la productividad, creatividad e innovación de la empresa y mejora las relaciones interpersonales, creando un clima de confianza y de respeto, aparte de ser un derecho humano básico.

Hablamos con Lourdes Cubero, mujer lesbiana y casada. Trabaja en una multinacional española en el sector de las Telecomunicaciones y nos cuenta cómo ha transitado personalmente su salida del armario en el ámbito laboral.

Alberto Rodrigo

Programa 9, T1 Más Vida: (R)evoluciona. Entrevista a Simón Menéndez.

Post Menu de Vida (4)

¿Qué podemos hacer para ver los cambios que deseamos en nuestra vida y en nuestro entorno? ¿Es necesaria una evolución o una revolución interior? Si es así, ¿Cómo y dónde tienen lugar esos cambios?

Podemos ser meros espectadores, observadores pasivos e incluso críticos con lo que ocurre tanto en nuestro interior como en nuestro entorno, en los diferentes sistemas de los que formamos parte. Sin embargo si tomamos consciencia, responsabilidad y nos empoderamos, podremos llegar a ser agentes del cambio y de cambios muy significativos. Esto lleva su tiempo, una actitud pro-activa, responsable y sensible a nuestro entorno. Una pequeña llama puede dar lugar a un gran fuego, así como una semilla minúscula puede germinar y dar fruto. Precisamente de eso se trata el emprendimiento social.

¿Qué puedo hacer yo hoy aquí y ahora para el bien común?

Seguro que hay algo que pueda hacer, y tras ello encontraré otras oportunidades, ideas, proyectos e incluso personas y plataformas que me permitan llevar a cabo esos sueños. De eso se trata, de añadir a la visión pasión, acción, motivación para cumplir nuestra pequeña o gran misión en este mundo.

Porque no se trata de sobrevivir en este mundo sino de transformarlo desde adentro hacia afuera. El primer y más importante cambio se da en el corazón y la mente del ser humano, a partir de ahí la creación se encarga de prepararnos el camino para ser agentes de cambio.

Primero se da una evolución que más tarde provoque una revolución. Para ello es necesario salir de nuestra zona de confort. Es verdad que a veces no nos gustan los cambios en su parte inicial o en lo que implica el proceso, pero cuando vemos el impacto positivo de los cambios nos damos cuenta de que no sólo compensa, sino que eso es de lo que se trata vivir.

Simón Menéndez es nuestro invitado de hoy y nos cuenta la labor que desarrolla en ashoka. Un día soñó, emprendió, conectó con su pasión y misión y desde entonces dedica su vida a ser facilitador, propulsor y agente del cambio.

“Aunque nada cambie, si yo cambio todo cambia”. (Marcel Proust)

Alberto Rodrigo

Programa 8, T1 Más Vida: El regalo de la vida. Entrevista a Susana Sánchez.

Post Menu de Vida (3)

El regalo de la vida

¿Nos enseñan a vivir? ¿Sabemos que significa eso de estar vivo? ¿Somos realmente conscientes del regalo diario de la vida?

Generalmente somos capaces de apreciar los momentos cotidianos y mágicos de la vida, como puede ser ver amanecer, escuchar la lluvia cayendo sobre la ventana, un paseo por la naturaleza, un baño en el mar, un café en buena compañía, un rato a solas, contemplar la luna llena o una, siempre exclusiva, puesta de sol.

¿Pero qué pasa cuando lo que sucede no es agradable, fácil de transitar o de encajar? ¿Cuando da la impresión de que todo se paraliza ante un acontecimiento como puede ser la pérdida de un ser querido, un accidente, el diagnóstico de una enfermedad grave, etc? Es en estos momentos dónde quizás empezamos a entender qué es esto de vivir. Es el momento en que comenzamos a tomar consciencia del presente (regalo) de estar, de ser: presencia y esencia.

Estas “pausas” son realmente oportunidades, no sólo de parar, sino de recuperar el sentido de la vida, nuestro para qué, nuestra misión. También son un lugar de recreo, de reinventarse, recuperar, renacer, evolucionar, de salir de lo conocido, entrar en lo desconocido y descubrirse a uno mismo.

Susana Sánchez

Hoy vamos a conocer a Susana Sánchez una mujer con una historia que nos sirve de ejemplo para hacernos conscientes del regalo de la vida y de los innumerables regalos que nos sigue ofreciendo cada día, incluso en aquellas circunstancias en las que pareciera ser todo memos un regalo. La clave reside en la lectura que hagamos ante aquello que no podemos controlar, cuando aceptamos lo que es y nos situamos en ese lugar de no resistencia, somos capaces de abrir ese “regalo” que se nos presenta a veces en envoltorios muy inesperados.

 

Descubre tu propio regalo, diseñado para ti, tu propia vida.

Alberto Rodrigo

Programa 7, T1 Más Vida: Mindfulness para todos. Entrevista a Chema Muela.

Post Menu de Vida (2)

¿Sabes lo que significa vivir en piloto automático?¿Tenemos la mente llena de pensamientos o cultivamos una mente consciente? ¿En qué consiste el Mindfulness? De todo ello hablamos en el programa de hoy.

La sociedad occidental ha empezado a buscar de la oriental algunas de las prácticas y estilo de vida que resultan saludables, técnicas milenarias que tienen un efecto muy positivo en el bienestar humano. Es ahí cuando aparece la meditación Vipassana, más conocida en la actualidad como Mindfulness, algo que parece haberse puesto muy de moda y que se está empezando a aplicar en multitud de contextos: escuelas, grupos, empresas y sobre todo a nivel individual.

Sin embargo, el Mindfulness trasciende a las modas. Es un estilo de vida que favorece la paz interior, la calma. Un estado de atención plena, aceptación, de no juicio y de no identificación con los pensamientos que en ocasiones nos invaden y que incluso pueden llegar a distorsionar nuestra interpretación de la vida y de nosotros mismos.

Mindfulness y Meditación Vipassana

¿Pero entonces, qué es excactamente el Mindfulness? Veamos algunas definiciones:

“Darse cuenta de la experiencia presente con apertura y aceptación”. Christopher Germer.

“Simplemente parar y estar presente, esto es todo”. Jon Kabat-Zin.

 “Habilidad de: prestar atención, intencionadamente, al momento presente, con aceptación y sin juicio”. Fernando Tobías.

Concretamente la práctica de la meditación en silencio como método para calmar la mente e intentar ver las cosas tal como son: no-permanentes. Otro de los puntos fundamentales consiste en aprender a vivir el MOMENTO PRESENTE, para lo cual es necesario un entrenamiento (ya que no basta con querer hacerlo), pues la mente tiende a estar en el pasado o en el futuro la mayor parte del tiempo, mientras la vida real, el AQUÍ y el AHORA se nos escapa de las manos como la fina arena de la playa.

Cuando somos capaces de movernos por la vida siguiendo estas pautas eliminamos mucho sufrimiento inútil y abandonamos la ansiosa y frustrante búsqueda de la felicidad fuera de nosotros/as. Una vez que se dispone de lo básico para vivir, ¿por qué dejarse engullir por el voraz, irrefrenable torbellino consumista que nos deja tan vacíos?. ¿Por qué buscar desesperadamente la fama, el prestigio, el reconocimiento, el “éxito” social como medio de librarnos de la desdicha, cuando en el momento de la muerte tendremos que abandonarlo todo sin posibilidad de escapatoria?

Chema Muela

Chema Muela, fundador de Buhozen.org nos propone Mindfulness para todxs, contando su propia experiencia personal de más de 20 años, todo un camino de descubrimiento y enriquecimiento personal que además comparte de manera altruista.

Alberto Rodrigo